Hablemos en serio de los NFTs
Publicado el: diciembre 28, 2021

He visto mucha gente dando su opinión estos días sobre esta nueva tecnología y empatizo con el desconocimiento del potencial que puede llegar a tener. Es por ello que me veo con la obligación de exponer ciertos puntos que quizás hagan que entendáis mejor lo que se viene.

Voy a intentar tratar los temas uno por uno.

1) Los NFTs solo sirven para especular

Esto es el gran argumento por el que muchas personas se creen que los influencers que los venden están estafando a su audiencia, ya que si solo tiene la función de revenderse por más precio, el modelo se parecería al de un multinivel, siempre tendría que existir un pobre pringado que pagase el pato cuando la gente perdiese interés en ellos. Esto no es del todo así, pero puedo llegar a entender la línea de argumentación. El hecho es que con un NFT el creador de contenido siempre puede saber que cartera posee ese NFT, creando utilidad hacia esas personas siempre que lo desee, por ejemplo un zoom en privado con el, donde el creador responda a preguntas, descuentos a merchandising futuro, ser los primeros en ver cierto contenido, entradas gratis a un futuro evento, etc.

No solo eso, si no que podría llegar a colaborar el mismo con otras marcas (con muchas ya trabajan) para que les den utilidad a sus poseedores. Por ejemplo una marca gafas que les hiciera un descuento o un festival de música que les dieran unos pases VIP. Esto es solo el principio y lo más sencillo de entender, pero en el futuro es muy probable que incluso otras marcas, empresas y personas decidan colaborar con ciertas colecciones NFTs, ya que es una forma de segmentar a nivel de marketing increíble.

Es decir si tu por ejemplo tienes los NFTs de Willyrex, es muy probable que te gusten los videojuegos y estés en las redes sociales. Una marca de videojuegos podría lanzar una versión BETA de su juego e invitar a los poseedores de dichos NFTs. O en el caso de nuestra colección de «No solo un JPG» un empresa que quiera organizar un evento de Blockchain podría dar descuentos a los poseedores, ya que pueden deducir que es gente que está metida en el mundillo de los NFTs. Esta es una forma más transparente y directa de hacer marketing, ya que eres tú quien controlas tus posesiones digitales y que uso les das. Ahora es difícil de ver pero esto abre las puertas a un nuevo internet, donde tu identidad digital cobre vida según las posesiones que tengas.

Quizás cueste de comprender, pero los humanos no somos robots, nos gusta poseer cosas, algunas veces es por valor sentimental, otras por la utilidad que tienen y otras como dicen muchos por especular. El problema es que hasta hace poco en internet era prácticamente imposible. Aceptábamos que en internet no poseíamos nada, literalmente era como si estuviéramos entrando en un hotel y nos hicieran desnudar en la entrada, obligándonos a comprar ropa y objetos y oblíganos también a dejarlos a la salida. Esto ha de cambiar y con los NFTs lo hará.



2) Los niños están en peligro.

Este va a ser más fácil de desmentir, intenta comprar un NFT y verás como es completamente falso. Para comprar un NFT necesitas criptomonedas y para comprar criptomonedas en la mayoría de los casos, necesitas pasar un KYC o lo que es lo mismo un Know Your Customer. Se trata de un proceso de identificación y verificación de la identidad de un cliente en el cual se aplican una serie de controles para evitar relaciones comerciales que deriven en el blanqueo de capitales, la corrupción y la financiación del terrorismo, o entre otros. Esto no lo pasa un niño de 14 o 17 años. Punto Aún así se podría argumentar que si lo del punto 1 es cierto, ¿no es interesante que los niños empiecen a entender lo que supone esta nueva tecnología? Estamos diciendo que esto va a crear industrias y profesiones totalmente nuevas, desde programadores de smart contracts, web 3.0, creadores de arte generativo, estrategas de marketing y un largo etc.


3) Son una burbuja, en cualquier momento petará

Este punto ya tiene más matices, ya que los humanos tendemos a sobre excitarnos frente a nuevas tecnologías y en este caso no creo que sea distinto. Que los NFTs sean el futuro, no significa que todos los NFTs valgan algo, la especulación es algo intrínseco al ser humano y las personas con malas intenciones o desconocimiento del sector es probable que causen una burbuja.

Por lo tanto, mucho cuidado con las sobre promesas de ciertos proyectos NFTs y con los encargados de ejecutar esos proyectos. Una mayor descentralización es siempre mejor, pero la responsabilidad personal también tiene que serlo. No os dejéis llevar por el FOMO (fear of missing out) a la hora de comprar colecciones o proyectos, estamos al inicio de una gran revolución e igual que Amazon y Airbnb no se fundaron al inicio de internet, no tiene porque suceder algo distinto aquí.

Si queréis invertir, hacedlo con dinero que no os moleste perder y en proyectos en lo que confiéis u os den una utilidad clara. Evitad comunidades avariciosas que repiten constantemente que se van todos juntos a la luna. Y poned por encima el aprendizaje al enriquecimiento rápido y fácil. Si has llegado hasta aquí te agradecería que le hicieras llegar esta carta a las personas que creas que no están entendiendo lo que realmente supone esta tecnología y juntos sigamos abriendo mentes.

Un abrazo enorme Euge Oller

Coméntanos que opinas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.