Metaverso: un concepto moderno que revoluciona al sector industrial
Publicado el: agosto 14, 2022

Hace poco se informaba sobre las primeras multinacionales que integraban la tecnología blockchain a sus líneas de producción y protocolo, las principales marcas de productos en el mercado vociferaban esta adopción como algo realmente novedoso para apuntar hacia la eficacia corporativa, estos son los primeros pasos que renuevan al sector industrial en consenso y le aplican un nuevo concepto: metaverso industrial.

El CEO mundial de Siemens Digital Industries Software, Tony Hemmelgarn afirmó que “se ha caído el muro entre el diseño y la fabricación” hechos posibles gracias a la experiencia tecnológica implementada, el líder corporativo ha ejemplificado el caso de un cliente que solicita un yate, tras invitarle a centrarse en el interior del yate de sus sueños con la tecnología de Omniverse -un programa desarrollado por la tecnológica de procesados gráficos líder del mercado Nvidia-, “puede pasear por su interior gracias a las imágenes hiperrealistas”.

Omniverse ha estado presente en las grandes fábricas europeas para simular el concepto de fabricación y ahorrar millones de dólares.

Hemmelgarn aseveró que ahora se puede estar dentro del producto y dentro de la fábrica por lo que connota un pensamiento diferente al cómo hacer las cosas. La fabricación de maquinarias industriales es sin duda un sector arcaico con tradiciones heredadas del siglo XIX que pueden pasar desapercibidas en el disfraz de lo ‘novedoso’, sin embargo, la tecnología blockchain y a su vez, el metaverso y la inteligencia artificial pueden mejorar notoriamente el campo de producción.

“En el futuro, solo se fabricará bajo pedido; el propio producto conocerá sus propiedades y los pasos necesarios para su elaboración”, argumentó Martin Ruskowski director general de SmartFactory-KL, una red industrial encargada de la investigación del proceso de fabricación consensuado con científicos y expertos industriales, durante su alocución en la feria Automatica de Munich, tras vociferar su pronóstico para 2030.

Los trabajadores virtuales pueden ofrecer soluciones a productos que años atrás no parecían tenerlos y aún así salían al mercado para posteriormente ser reemplazados por nuevas versiones.

Por eso, Hemmelgarn ha sido clave tras revelar cómo será el desarrollo de la fabricación distribuida olvidando el clásico pensamiento preconcebido por las grandes compañías que estiman construir una gigantesca corporación para cruzar los mares, porque asegura que “la clave es automatizar la flexibilidad, ser capaz de trabajar en entornos más pequeños, más adaptables y flexibles en función de los recursos disponibles, atendiendo a la localización”.

El covid ha puesto en jaque al mundo y las grandes corporaciones saben que el pensamiento del cliente ha cambiado y por lo tanto, se ven obligados a cambiar su forma de pensar para cumplir con las expectativas requeridas, anteriormente era un tanto risorio ofrecer servicios virtuales o maquinizaciones 3D de cómo sería el acabado final de un pedido que ahora, empieza por hacerse casi que necesario.

Coméntanos que opinas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.